Cómo publicar un libro, por César Rubio en mundoculturalhispano

Breve preámbulo

Voy a comenzar este breve ensayo escribiendo una obviedad: publicar un libro no es nada fácil si no se ha alcanzado cierto prestigio literario, a no ser que el propio autor asuma los gastos de edición, que no suelen ser pocos. Ello sin contar el tiempo empleado en la redacción de la obra. Pero de este asunto hablaré a su debido tiempo.

Lo que pretendo con este trabajo es ayudar desde mi experiencia, sobre todo a los jóvenes que empiezan a escribir y a todas cuantas personas sientan inclinación por la literatura y después de haber escrito docenas o centenares de folios no sepan qué hacer con sus creaciones. No me mueve otra ambición. Considero que una de las virtudes de Internet estriba en las posibilidades de ayuda recíproca entre humanos geográficamente distantes y en la comunicación como medio de dignificar la tecnología. Que no todo ha de ser “chats” y lamentables pérdidas de tiempo.

Yo, pese a haber tenido la oportunidad de publicar algunas de mis obras -unas veces a mi costa y otras a expensas de algún editor arriesgado-, no me considero escritor. Y no lo digo con ánimo de demostrar ante los demás una actitud modesta. Soy solamente un aficionado a las letras, con más o menos fortuna dada mi perseverancia.  Nada más. Partiendo de esta premisa, admito mis limitaciones. Sin embargo, escribo a diario porque me gusta y me siento feliz ante el ordenador y ante el abanico de mis ideas y mis emociones que me inclinan a decir cosas y a veces a romper los folios escritos por estimarlos desacertados, y en ocasiones para besarme a mí mismo con el auxilio de mis propio pensamientos. ¿Cuál es, en mi caso, el resultado de esa dinámica? Simplemente que me lo paso bomba. ¿Y después? ¿Qué coño pasa después?  ¿Es que además de la satisfacción de escribir existe un después que pueda igualarse a los catárticos momentos de la entrega personal, cuando la sinceridad no encuentra obstáculos para manifestarse? Si se publica el libro, miel sobre hojuelas; si no se publica, se ha gozado. Lo esencial de la vida es sentirla, cuanto más intensamente, mejor.Dicho lo que acabo de expresar vayamos a lo que nos interesa, sin rodeos o falsas modestias.

 

SEGUIR LEYENDO PÁGINA DEL AUTOR—->


Si te apetece, deja un comentario


Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web. Si quiere más, pinche en Cómo Configurar el navegador.

ACEPTAR
Aviso de cookies