¿Por qué se habla de arte en literatura?. Literatura juvenil y otras artes, por el tiramillas.com

Pintura, escultura, arquitectura, literatura, cine, música, danza… No hay más que girar un poco la cabeza y mirar más allá de nuestras narices para comprobar que el arte, en su conjunto y en mayor o menor grado, está por todas partes. ¿Y no es cierto que la literatura, por muchos monstruitos, duendes o tecnologías imposibles que contenga, o etiquetas que se le pongan, habla siempre de la vida? Siendo así es natural que la literatura y las artes se den la mano constantemente y que además se retroalimenten.

Qué interesante, atractivo o misterioso se vuelve el protagonista de turno cuando resulta que es un pintor excepcional o un músico brillante, o escribe unos cuentos que ni el bueno de Shakespeare, ¿verdad? Pero el arte no sólo viste y caracteriza a los personajes de las novelas, a veces hasta las propias obras lo utilizan en sus tramas como elemento clave, bien como acicate para llegar a algún punto decisivo de la historia o para sustentar el peso de la trama. Las posibilidades dramáticas, por tanto, son infinitas.

El arte es algo más que un lienzo pintado

¿Qué es el arte? La Real Academia de la Lengua Española lo define así: “Manifestación de la actividad humana mediante la cual se expresa una visión personal y desinteresada que interpreta lo real o imaginado con recursos plásticos, lingüísticos o sonoros”.

La RAE es una institución que suelo tener en cuenta, pero a veces conviene parafrasear sus definiciones en palabras llanas para llegar a una mejor comprensión. ¿Qué es el arte, de nuevo? Es algo más que un lienzo pintado, y aunque esto parezca una obviedad, no lo es en absoluto, y es que al arte le ocurre como a la fantasía, que su concepto a veces se desvirtúa. Hay quienes todavía creen (yéndoles la vida en ello) que el término fantasía se reduce a escobas voladoras, angelotes desterrados, hierba parlante o dragones que escupen fuego, y nada más lejos de la realidad, porque la fantasía es sencillamente todo lo opuesto al realismo, va más allá de la magia. De esta guisa, también hay quienes identifican el arte sólo con los típicos cuadros y esculturas de los museos, pero se equivocan, claro, porque el arte, al igual que la fantasía, es un universo amplísimo. Las siete principales formas de arte son las que hemos visto al comienzo del texto: pintura, escultura, arquitectura, literatura, cine, música y danza.

 

 

SEGUIR LEYENDO PÁGINA DEL AUTOR—->


Si te apetece, deja un comentario


Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web. Si quiere más, pinche en Cómo Configurar el navegador.

ACEPTAR
Aviso de cookies