El pequeño emperador y los guerreros de Xi´An. Juan Muñoz.

    LECTURA RECOMENDADA EN COLEGIOS: a partir de 9 años   Muchos soldados de Cabeza de Hierro se habían distinguido por su arrojo. Era terrorífico verlos avanzar, como una plaga de langosta, rugiendo y pateando el suelo, como un enjambre de avispas asesinas. Sus perpuntes o armaduras de hierro les daban apariencia de escarabajos, sus fantásticos y terroríficos cascos...
Sigue leyendo...