¿Tiene dotes de mando a prueba de crisis?, por Expansión.com

Si hasta la actualidad, la evaluación de estos ejecutivos se medía casi exclusivamente en base a sus resultados empresariales y económicos, el trabajo de Heifetz, Grashow y Linsky concluye que la labor de los profesionales que ocupan este tipo de cargos también debe atender al lado humano de las personas que dirigen. No sólo se trata de gestionar las emociones de su equipo –algo desarrollado hasta la saciedad por David Goleman, autor de otro best seller, Inteligencia emocional–, sino de mostrarles cómo deben desempeñar su trabajo. No se trataría de hacerlo a la manera en que lo haría un profesor en clase, sino a través de la inspiración, del aprendizaje basado en la imitación y en la motivación de las personas que tiene a su cargo.

Sigue leyendo al autor—>


Si te apetece, deja un comentario


Este sitio web utiliza COOKIES propias y de terceros para recopilar información, con la finalidad de mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. Usted tiene la posibilidad de configurar su navegador, pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro. Si quiere saber más, pinche en Cómo Configurar el Navegador o en Política de Privacidad.

ACEPTAR
Aviso de cookies