Quantcast
-5%

Los mejores cuentos Rusos

9,45

El cuento es un género indispensable para forjar los cimientos que definieron el gran siglo de la literatura rusa, el siglo XIX, iniciándose así una trascendental e influyente tradición que ha llegado hasta nuestros días. Ello nunca hubiese sido posible sin la inestimable aportación que proporcionó la confluencia de autores que cultivaron el género con rigor y asiduidad, algunos de los más grandes de la literatura rusa y universal: Lev N. Tolstói (1828-1910), Fiódor Dostoievski (1821-1881), Antón Chejov (1860-1904), Nikolái Gógol (1809-1852), Alexander Pushkin (1799-1837), Alexander Afanasiev (1826-1871), Máximo Gorki (1868-1936), Iván Turguéniev (1818-1883), Nikolái S. Leskov (1831-1895), Leonid Andréiev (1871-1919)…
La relación que tuvieron entre ellos fue intensa, la mayoría se conocían perfectamente, unos eran amigos y otros no se llevaban bien, así Tolstói y Turguenév llegaron al extremo de retarse en un duelo, y Pushkin murió en otro por las heridas que le produjo un arma de fuego a los treinta y siete años.

Información adicional

Dimensiones

12 x 19 cm

Isbn

978-84-16775-51-4

Número de páginas

416 páginas

Tipo de cubierta

Rústica

“En este apartado encontrarás una selección de los testimonios más destacados que hemos obtenido de este libro. Si en este momento no hay ninguna crítica, reseña o cita, es porque todavía las estamos recopilando. Esperamos que pronto puedas verlas aquí resumidas. ¡Muchas gracias por tu paciencia, querido/a lector/a!” —Mestas Ediciones

DESCARGA LOS PRIMEROS CAPÍTULOS DE ESTE LIBRO

Si te apetece, puedes empezar a leer este libro inmediatamente. Te brindamos la oportunidad de que leas varios capítulos para que compruebes que su lectura merece la pena y te animes a leer el resto del libro. Pincha en el link de la derecha, descarga el PDF y empieza a leer. ¡Que lo disfrutes!

PULSA EN LA REGIÓN DONDE QUIERAS COMPRAR EL LIBRO


ESPAÑA
Comunidad de Madrid • Cataluña y alrededores • Andalucía • País Vasco, Rioja y Navarra • C. Valenciana y Murcia • Castilla León • Castilla La Mancha • Aragón • Extremadura • Asturias y Cantabria • Galicia • Canarias • Baleares


NORTEAMÉRICA
Canadá • Estados Unidos • México


CENTROAMÉRICA
Costa Rica • El Salvador • Guatemala • Honduras • Nicaragua • Panamá • LAS ANTILLAS: Puerto Rico • República Dominicana


SUDAMÉRICA
Argentina • Bolivia • Brasil • Chile • Colombia • Ecuador • Paraguay • Perú • Uruguay • Venezuela


RESTO DEL MUNDO
Alemania • Austria • Italia • Israel


COMPRAR EBOOKS
Amazon • Barnes & Noble • La Casa del Libro • Google Play Books • Corte Inglés • Kobo • Apple iBookstore • Fnac • Listado de las 200 plataformas donde comprar el libro


Descripción

El cuento es un género indispensable para forjar los cimientos que definieron el gran siglo de la literatura rusa, el siglo XIX, iniciándose así una trascendental e influyente tradición que ha llegado hasta nuestros días. Ello nunca hubiese sido posible sin la inestimable aportación que proporcionó la confluencia de autores que cultivaron el género con rigor y asiduidad, algunos de los más grandes de la literatura rusa y universal: Lev N. Tolstói (1828-1910), Fiódor Dostoievski (1821-1881), Antón Chejov (1860-1904), Nikolái Gógol (1809-1852), Alexander Pushkin (1799-1837), Alexander Afanasiev (1826-1871), Máximo Gorki (1868-1936), Iván Turguéniev (1818-1883), Nikolái S. Leskov (1831-1895), Leonid Andréiev (1871-1919)…
La relación que tuvieron entre ellos fue intensa, la mayoría se conocían perfectamente, unos eran amigos y otros no se llevaban bien, así Tolstói y Turguenév llegaron al extremo de retarse en un duelo, y Pushkin murió en otro por las heridas que le produjo un arma de fuego a los treinta y siete años.

Marca

Alexander Afanásiev

Antón Chéjov

En el año 213 antes de Cristo hubo en China una quema de libros similar a la que, posteriormente, acabó con la mayor parte de la Biblioteca de Alejandría. Sólo se salvaron de la quema los libros de medicina, astrología y horticultura. Este texto, como muchos otros, fue reconstituido unos cuantos años después por letrados que lo habían aprendido de memoria.

Fiódor Dostoievski

Siempre han surgido problemas en torno a la paternidad y otros aspectos de esta obra. Atribuida por lo general, casi en su totalidad, al bachiller Fernando de Rojas, se la conoce desde el siglo XVI como La Celestina,

Iván Turguéniev

Leonid Andréiev

Lev Tolstói

Tolstói nació en Yásnaya Poliana, la finca que poseía su familia en la región de Tula (Rusia). Los Tolstói eran una conocida familia de la antigua nobleza rusa. León fue el cuarto de los cinco hijos del conde Nikolái Ilich Tolstói y la condesa Mariya Tolstaya (Volkónskaya). En 1844 comenzó a estudiar Derecho y Lenguas Orientales en la Universidad de Kazán, pero pronto abandonó sus estudios y regresó a Yásnaya Poliana, para luego pasar gran parte de su tiempo entre Moscú y San Petersburgo.5​ Durante este periodo de su vida su intención fue buscar un empleo o un casamiento conveniente. En aquel período de indecisiones, acosado de deudas contraídas en el juego, se declara la Guerra de Crimea y su hermano Nikolái, teniente de artillería, lo insta a ir con él al Cáucaso, en el Valle del Térek. Al llegar a la stanitsa Tolstói se desilusiona y se arrepiente de su viaje. Pocos días después acompaña a su hermano, que debía escoltar un convoy de enfermos, hasta el fuerte de Stary-Yurt. Cruzan las fuentes termales de Goriachevodsk donde Tolstói, algo reumático, aprovecha para tomar baños termales y donde conoce a la cosaca Márenka, idilio que reaparece en su novela Los cosacos. Tolstói no pertenecía al ejército, pero en una de las campañas de la Guerra de Crimea, el comandante, príncipe Aleksandr Bariátinski, repara en él y tras unos exámenes Tolstói ingresa a la brigada de artillería, en la misma batería que su hermano, como suboficial. Tiempo después consigue permiso para una cura reumática en las aguas termales en Piatigorsk, donde, aburrido de pasar largas horas encerrado en su habitación, se dedica a la escritura. El 2 de julio de 1852 termina Infancia y fruto de su estancia escribe La tala del bosque y los Relatos de Sebastópol. Poco después de ser testigo del sitio de Sebastópol, donde los muertos y heridos en combate o por enfermedad alcanzaron el número de 102 000,6​ se reintegró a la frívola vida de San Petersburgo, sintiendo un gran vacío e inutilidad.

Máximo Gorki

Nikolái Gógol

Nikolái Leskov